José Corbacho: “un arquetipo total, un tío que intenta mantener las apariencias pero, por suerte para los críos, con unos valores”

Si os digo Don Gato, ¿qué os viene a la cabeza? Sí, ahí lo tenéis, os estoy hablando del mítico felino de la serie de los años 60, que ha dado el salto a la gran pantalla con un largometraje titulado “Don Gato y su pandilla”.

En España se estrenará el próximo viernes 22 de junio y el encargado de ponerle voz a ese minino gamberro es José Corbacho. Tuvimos el placer de hablar con él y, con ese humor que le caracteriza, nos explicó por qué decidió encarnar este personaje, qué ha supuesto para él esta nueva versión de Don Gato y cuáles son sus próximos proyectos.

¿Por qué decidió involucrarse en un proyecto de animación como “Don Gato y su pandilla”?

La verdad es que cuando me llamó la gente de Motion Pictures y tal y me dijeron “oye´, ¿quieres hacer de Don Gato?”, pensé  “ostia, ¿dónde está la cámara oculta? ¿Esto es una broma?”, porque yo sí que consumía los dibujos cuando era pequeño. De hecho, Hanna-Barbera era una factoría, con todo lo que tenía ahí detrás de Los Picapiedra, el oso Yogui o el propio Don Gato, que todos hemos conocido. Siempre hemos pensado que Hanna- Barbera era una señora hasta que descubrimos que eran dos tipos. Y la verdad es que luego me hizo mucha ilusión, era como un regalo de Reyes anticipado y pensé “pero ¿de verdad que no os habéis equivocado? Que soy José Corbacho, no José Mota” y la verdad es que me hizo mucha gracia.

Luego me pasó una cosa curiosa. Cuando me mandaron el DVD original, me enteré de que era una co-producción mejicana y argentina y que, de hecho, en la película original había algunos dobladores de la [serie] original y empecé a ver a un señor mayor diciendo “hola, Don Gato, ¿cómo estás?” y haciendo de Benito y dije “¡son ellos, qué fuerte!”. Entonces me entró una responsabilidad que, como es habitual en mí, se convirtió en irresponsabilidad para hacer este tipo de cosas, porque si no, no las haría. Pero, cuando recibí el DVD en casa y un día me puse a verlo con mi hijo a ver qué pensaba, yo con esta preocupación en estos tiempos que corren, con el 3D y de películas tan perfectas técnicamente, qué pasará con un personaje de hace 50 años, con este 2D y lo primero que me dijo cuando acabó la peli fue “pero ¿por qué la vais a doblar? Si se entiende perfectamente” y pensé “jo, macho, ya me ha hundido”. Y le dije “no hombre no, esto se dobla porque tiene otros giros, otra gramática…”.

Y esa fue un poco la apuesta de la gente que la iba a producir y a distribuir aquí en España, hacer un doblaje especial para España. A partir de ahí todo ha sido un proyecto muy bonito. Muy bonito porque no sólo porque me gustaban los dibujos de pequeño, sino que luego esto es un largometraje y, lógicamente, no es una cápsula de 3 minutos. Entonces ahí se han tenido que currar una historia, transformar esas peripecias exclusivamente gatunas con el sargento Matute del original en algo más allá, buscar un malo, buscar una trama, buscar una chica gatuna que haga perder un poco la cabeza al protagonista…

Pero al final ves la peli y es como un clásico: el protagonista, sus amigos, las peripecias, los obstáculos, el súper-malo Lucas Buenrostro, que creo que es otro de los buenos personajes de la peli, y estás encantado de estar allí porque ya no es ni revisitar al personaje. Una de las cosas que pensaba  es “ostia, ¿ahora qué tengo que hacer? ¿Me tengo que acordar del recuerdo que yo tengo a la hora de doblar el personaje?”, pero luego te das cuenta de que quizás muchas generaciones, muchos críos, descubran a Don Gato en esta peli y descubran un Don Gato diferente, más en versión largometraje y entonces lo que haces es intentar ser respetuoso, al igual que ellos lo han sido en el momento de trasladar los dibujos animados a un largometraje, ser respetuoso con el personaje que, por otro lado, me parece un ‘personajazo’, un tío vividor, que intenta mantener esas apariencias a pesar de su procedencia callejera, amigo de sus amigos y que se enfrenta a la autoridad casi siempre y pensé “anda, coño, si soy yo Don Gato, de qué coño estamos hablando”.

Además, me pareció un personaje que, en los tiempos que corren, es un arquetipo total, un tío que intenta mantener las apariencias pero, por suerte para los críos, con unos valores de amistad, respeto, solidaridad… En ese momento en la peli en el que está puteando a sus amigos gatos con sus amigos perros, pero al final prevalece la pandilla. De hecho, creo que es un acierto que la peli se llame “Don Gato y su pandilla”, porque al fin y al cabo, Don Gato sin Demóstenes, Benito y compañía no sería nadie, ¿no?

Al final, todo ese cúmulo de cosas es lo que intentas condensar cuando te pones delante del micro y tienes un personaje que, a diferencia de otras películas de animación, forma parte de tu historia y eso tal vez es más complicado, que no tengas que doblar a un personaje nuevo que nace con una película sino a un personaje que tú veías, al que tú habías jugado con tus colegas. Todo eso esperemos haberlo salvado al menos con dignidad.

A la hora de doblar a los personajes, ¿han optado por mantener la imagen de la serie de hace 50 años o por renovarla para los niños que no conocen “Don Gato y su pandilla”?

Yo creo que incluso estéticamente han apostado mucho por respetar el recuerdo: es una animación de 2D, muy clásica. Sí que a lo mejor en los fondos han intentado darle otro mundo, pero no han optado por hacer un Don Gato tipo Garfield con personajes humanos, en 3D y muñecos ‘apeluchados’. Ha sido una propuesta lógicamente de la gente que la hizo, entonces yo creo que también el doblaje merecía un poquito mantener la esencia del personaje, sin traicionar al original y recordándole.

En el caso de la gente que vaya a ver la película, que yo creo que es una excusa perfecta para ir con los niños al cine y que en realidad le apetezca verla a unos mayores que digan “ostia, Don Gato, qué gracia me hace”. Así vas con tus hijos y no tienes esa sensación de que estás con los niños en el cine pensando “vaya ladrillo me estoy comiendo. Con lo que me han costado las palomitas y los refrescos… Pero bueno, parece que los niños se lo están pasando bien”. Luego los niños tampoco son tan tontos y saben si la película es un rollo, pero bueno, la tienes que ver antes de opinar sobre ello.

Entonces aquí se ha apostado un poco por ese respeto, yo creo que el doblaje intenta mantenerlo, no nos hemos extralimitado y mira que había cafres ahí, como podía estar David Fernández haciendo de Benito o yo mismo, que si se hubieran ido los de doblaje y nos hubieran dejado solos 48 horas, igual hubiéramos hecho otra versión. Pero tampoco se trataba de eso, porque yo creo que el producto en sí estaba muy bien ordenado y es la propuesta que es. Al final te quedas pensando que está muy bien, con esas dudas de “podíamos apretar, podíamos apretar por allá”, pero pesan esos 50 años y pesa esa leyenda y dices “si Don Gato ha llegado hasta aquí, no vamos a venir ahora a joderlo” y te pones muy al servicio del personaje y de la historia en este caso.

Volviendo a los años 60, ¿cuál era su personaje favorito de la serie?

A ver, yo siempre he sido mucho de quedarme con los protagonistas y entonces aquí Don Gato la verdad es que era el protagonista absoluto de la serie, pero reconozco que me encantaba la voz de Benito. Esta voz de “hola, Don Gato, el sargento Matute… ”, que la ha doblado en el original, o sea, en la peli, David Fernández, alias Chikilicuatre, pues me gusta mucho esa voz, porque se te queda aquí a través de los tiempos. Pero reconozco que el que más me gustaba dramáticamente era Don Gato.

¿Cómo se ha sentido doblando a un personaje como este?

Pues la verdad es que ha sido una mezcla, porque cuando me llamaron me causó sorpresa, luego esa sorpresa se transformó en ilusión porque es un personaje que, como tú dices, tampoco es un personaje nuevo, es un personaje que forma parte del recuerdo de mucha gente, y del mío personal también, entonces ahí pensé “bueno, a ver cómo afrontamos esto”. Pero luego te olvidas un poco del original, ves que estás afrontando un proyecto nuevo y que quieren una voz nueva. Eso sí, respetas absolutamente las claves del personaje, que yo creo que era lo que había que hacer, respetar un poco este Don Gato elegante pero con un punto canalla, seductor pero a veces manipulador, muy amigo de sus amigos y a veces muy honesto, pero a veces también un poco pellas, un poco mentirijillas. Entonces me he sentido muy a gusto haciéndolo porque la verdad es que, a medida que ibas encontrando el tempo, el tono y cómo hacerlo pues de lo que se trataba era de disfrutarlo.

¿El director le dejó improvisar mucho o tuvo que ceñirse a un guión fijo?

Había un guión que estaba establecido y a mi me parecía que había que respetarlo porque es una película que ha sido muy respetuosa con el original y que han hecho un guión, han desarrollado una serie de tramas más complejas, lógicamente, al ser un largometraje, que en un capítulo de una serie de dibujos. Entonces no era cuestión de cambiar el guión. Yo lo único que había frases, o había construcciones que me las llevaba a mi terreno y decía “podíamos decir esto así…”, pero tampoco me planteaba en ningún momento cambiar el guión porque podría afectar precisamente a la comprensión de la historia. En ese sentido, sí que el director me daba absoluta confianza y libertad para probar giros, probar tonos, probar entonaciones diversas, pero siendo respetuoso con el guión, que yo creo que había que serlo, por otro lado.

Cambiando de tema, de todas las facetas profesionales que ha probado, ¿con cuál se quedaría si tuviera que elegir una?

No quiero elegir. Mi madre siempre me dice “es que eres culo mal de mal asiento” y la verdad es que me encanta poder tener la variedad de hacer cosas diferentes y la gran suerte de que la gente me llame para hacer cosas diferentes. Por otro lado, creo que los tiempos ahora no están como para elegir, entonces precisamente voy a vivir más al día que nunca y voy a hacer lo que me apetezca en la medida de las posibilidades, que es un gran lujo. Luego yo también tengo mucha tendencia a positivar y a ilusionarme hasta con lo que no me apetece y acabo haciendo surf emocional encima de los proyectos, porque la verdad es que me lo paso muy bien.

Pero todo lo que he hecho me ha dado cosas muy buenas. Dirigir las pelis me ha dado una cosa muy bonita, hacer programas de televisión de humor me ha dado otras cosas y, el teatro, que es de donde yo vengo,  es algo que siempre me gusta, eso de  subirme a los escenarios. En este caso, doblar a un ‘dibu’, que es algo que no hago habitualmente, me crea mucha satisfacción y ver a esos pequeñajos que van creciendo contigo, pues mola también.

Ha hablado de dirección, ¿va a volver a dirigir próximamente?

Si me dejan, y si podemos financiar un proyecto, pues sí. La verdad es que estamos ahí con Juan Cruz, con mi socio de aventuras cinematográficas, preparando un proyecto para 2013 con la gente de Filmax. También estoy muy contento porque ahora me toca hacer una película de productor, que es lo que habíamos hecho en cierta medida en “Tapas” y “Cobardes”, pero ahora lo vamos a hacer en una película que se llama “Somos gente honrada”. Arrancamos el lunes 18 de junio en A Coruña y es una coproducción de El Terrat con Vaca Films, la productora de “Celda 211”. En principio, ahí estoy de productor, pero estoy encantado porque es una manera de participar en una película igual de intensa que la dirección aunque totalmente diferente.

¿Será “Somos gente honrada” una película que trate de temas sociales, una gran película del estilo de “Tapas” o algo más modesto?

La dirige Alejandro Marzoa, pero tiene un guión de Miguel Ángel Blanco en el que también ha colaborado Juan Cruz y es una película con un tono muy bonito, una historia muy real, muy creíble, de personajes de verdad… Yo creo que trata de recordar en el tono a “Tapas”, siendo una historia completamente diferente, muy actual, totalmente contemporánea y además hay un reparto muy chulo. Están Paco Tous y Miguel de Lira como protagonistas, Unax Ugalde también y, la verdad, creo que puede ser una pequeña gran película.

 

Deja tu comentario

Tu nombre

Tu nombre

Por favor, escribe un email válido

Se necesita un email

Por favor, escribe tu mensaje

Videodromo © 2014 All Rights Reserved

Bienvenidos a Videodromo.

Designed by WPSHOWER

Powered by WordPress