The Amazing Spider-Man

Imaginemos por un momento que Christopher Nolan es un mosquito y que transporta un virus letal. Al mosquito le da por picar a todos los directores de cine que ruedan una película de superhéroes. Poco tiempo después todos esos directores están contagiados, tienen lo que se conoce como la fiebre Nolan. Los síntomas: realizar un montaje final que dure más de dos horas, dotar al superhéroe de un drama existencial que le sobrepase, dibujar un supervillano complejísimo que casi esté a la altura de su rival y por último pero no por ello menos peligroso, supeditar la profundidad de las conversaciones o los hechos en contra de las escenas de acción. A Marc Webb le ha picado ese mosquito.

Y que conste que amo a Nolan por encima de todas cosas, por la grandiosidad con la que impregna todo lo que hace, por la originalidad de sus planteamientos, por la forma de retratar el lado más podrido de la humanidad, por su vasta cultura clásica y por haber creado, entre otras cosas, a uno de los mejores malos de la historia. Pero más de un Nolan en Hollywood ya es demasiado.

Webb ha sido el encargado de resucitar, otra vez, la saga del hombre araña. Y me parece genial, muchos se quejaban de que no hacía falta, que con las tres primeras películas era suficiente. Pero si aún quedan muchos más rivales para Spiderman, algunos matices de su pasado que explotar o incluso una novia nueva –mucho más interesante que M.J. por cierto-, ¿por qué no seguir haciendo películas?

Webb no parece sufrir ningún complejo a la hora de embarcarse en una saga explotada hace apenas 5 años y construye su personal visión sobre la transformación que sufre Peter Parker en hombre araña. Por momentos The Amazing Spider-Man está muy cerca de (500) días juntos, la personal y ya mítica comedia romántica indie del director, y es en esos momentos cuando esta versión gana a sus predecesoras. Esos largos e insinuantes diálogos con algo (o quizá mucho) de romanticismo, esas escenas donde Andrew Garfield (lo mejor de la película) muestra más su lado adolescente que su responsabilidad como el único héroe de Manhattan o esos punzantes momentos cómicos –la foto de un jovenzuelo Martin Sheen en el corcho de Parker- son algunos de los detalles que hacen de esta película un disfrutable reclamo veraniego.

Pero esto no es suficiente si lo que se pretende es entrar en el Olimpo de los filmes de superhéroes (en ese top donde descansa Los Vengadores). Porque a Webb se le olvida la luz del hombre araña ya desde la portada. Y un Peter Parker tan sumamente preocupado, tan cargado de responsabilidades (más allá de la muerte de su tío Ben) y tan traumatizado por la ausencia de sus padres cansa. Demasiado drama para una película que debería ser puro entretenimiento. La profundidad que adquiere The Amazing Spider-Man sobra. La fiebre Nolan tiene la culpa.

Y lo imperdonable no es que Webb dotara de complejidad a este superhéroe famoso por sus chistes malos e inoportunos, no, lo peor es lo repetitiva que resulta la acción, apenas hay intensidad en la forma de rodar de Webb. Al fin y al cabo el joven director nunca ha dejado de ser una opción arriesgada para los productores. A su favor diré que esos primeros planos de Andrew Garfield que pueden parecer innecesarios (nunca Spiderman se había quitado tanto la careta) son un síntoma de que estamos ante un Peter Parker mucho más espontáneo y qué demonios, Garfield salva la película, mejor utilizarle mucho que poco.

The Amazing Spider-Man no es la mejor película de superhéroes del año ni por asomo, pero hay varias cosas en ella que merecen la pena. Emma Stone es una de esas cosas, ella y la original historia de amor (primer amor) que hay entre su personaje y el joven Parker.

Calificación: 6,5

Frases destacadas:

Peter:  ¿Cuándo tu pasado es un misterio? ¿Cómo puedes dejar de buscar la verdad?
Gwen: Estoy en problemas.
May: Tu padre era un hombre con muchos secretos.
Peter: Tengo que detenerlo porque yo lo cree.
Dr. Curt: ¿Listo para hacer de Dios?

//

7 total comments on this postSubmit yours
  1. Nolan como ENFERMEDAD, me gusta. El cabrón del mosquito pica también a productores, claro, y espectadores.

    ¡Todos contra el mosquito!

  2. Se deja ver, pero desde luego todo es oscuro. Incluso la mayor parte de las escenas son de noche, cuando Spider-man solemos asociarlo a escenas mucho más luminosas.

    Flojilla, la verdad.

  3. Por lo que a mi respecta no es solo mil veces mejor que los (en mi opinión) horrorosos films de Raimi, sino que este trabajo, sin ser redondo, es un film notable. Yo le pondría un 7. Lo diré bien claro: no me interesan “X-Men primera generación”, “Los vengadores”, “Kick Ass”, “Daredevil”, “Thor”, “Iron Man”, “Hulk”, “El increible Hulk”, “Chronicle”, ni ninguna de las tonterias superheroicas que hollywood lleva manufacturando desde hace años, algunas de ellas sobrevaloradísimas. Por supuesto que me gustan “El caballero oscuro” y “Superman Returns” (infravaloradísima), si hablamos de DC, y la primera de X-Men, y este “Amazing Spiderman”, si hablamos de Marvel. Por mucho que me gusten los cómics de superheroes, sus adaptaciones me suelen decepcionar. ¿Por qué me gustó este film en tal caso?. Bueno, para empezar tiene defectos. De alguna manera, la película tarda en despegar, en cierto modo se echa en falta más dinamismo. Por supuesto que la falta de acción hace que el film gane en profundidad, algo que a Raimi le venía grandísimo. Lo de Raimi son las piruetas, la rapidez, la imagen impactante, y el vacio mas absoluto. En definitiva, Raimi es la intrascendencia cinematográfica y artística. Otro defecto puede ser la ausencia de personajes como Jameson, que son muy importantes, pero se supone que esto es el comienzo de una nueva saga. El principal defecto es como ya decía el desarrolo demasiado lento al principio, que se vuelve demasiado precipitado con posterioridad. No obstante a parte de que está muy bien dirigida, me gusta, y no me parece un defecto, dotarle de una entidad a Peter Parker, más allá de lo que todos sabemos, y sobre todo es de agradecer que nos haya ahorrado imágenes tan absurdas y gratuitas como la pelea con Flash como la que perpetró Raimi en su primer Spiderman, con el chulo adolescente volando por los aires tras ser golpeado por nuestro héroe. En definitiva, podría ser mejor, pero es un buen film.

  4. Félix S. Trabanco: ¡¡cuanto menos coincides con la crítica de Videodromo más me gustan tus comentarios!!

  5. No se como tomarme semejante halago Don Victor.

  6. Como un halago, efectivamente :D

  7. Solo una pequeña (e innecesaria) puntualización: he de decir que hoy mismo he vuelto a ver “Superman Returns” y me parece totalmente fallida, no sé como me ha podido gustar tanto la primera vez que la ví. Lo digo porque en mi anterior comentario argumentaba que era de las pocas pelis de superheroes que me gustaba, pues he de eliminarla de la lista. Una tontería ya lo sé, pero después de volver a verla me pareció tan mala que me daba verguenza que alguien pudiese pensar que me gustaba. Es rarísimo comprobar como tu percepción de ciertos film cambia tanto la segunda vez que los ves. de todas formas Singer me parece un realizador mediocre, con la excepción del primer X-Men, claro está. No creo que me pase lo mismo con “The amazing Spiderman”.
    Un saludo.

Deja tu comentario

Tu nombre

Tu nombre

Por favor, escribe un email válido

Se necesita un email

Por favor, escribe tu mensaje

Videodromo © 2014 All Rights Reserved

Bienvenidos a Videodromo.

Designed by WPSHOWER

Powered by WordPress