La cueva de los sueños olvidados 3D

Lo que nos hace humanos y el diálogo entre el hombre y la naturaleza son de los grandes temas que vertebran la filmografía de director alemán Werner Herzog, y con los que ha conseguido obras tan fascinantes como “Aguirre, la cólera de dios”, “El enigma de Gaspar Hauser”, “Fitzcarraldo o inclusive en aquel experimento formal que fue Corazón de cristaldonde los actores estaban en trace hipnótico recitando sus diálogos. Ahora en plena madurez ha regresado al género documental con “La cueva de los sueños olvidados” Todo para llevarnos al interior de la cueva de Chauvet permaneció totalmente aislada del mundo durante más de 20.000 años. Tras el derrumbamiento de una pared de roca en su entrada esta quedó al descubierto. Su interior, incrustado de cristales, tiene el tamaño de un campo de fútbol y está sembrado de restos petrificados de mamíferos gigantes de la Edad de Hielo.

En 1994, los científicos descubrieron las cavernas y en ellas encontraron cientos de pinturas rupestres en perfecto estado. Obras de arte espectaculares que tienen más de 30.000 años (casi dos veces más que cualquier descubrimiento de estas características). Estas obras se remontan a una era donde los Neandertales aún vagaban por la tierra y los osos, mamuts y leones de la Edad de Hielo eran las poblaciones dominantes de Europa. Desde entonces, sólo un pequeño grupo de personas ha tenido acceso a la Cueva de Chauvet.

Otra de las curiosidades es que al igual que otros cineastas veteranos como Martín Scorsese (Hugo) o Win Wenders ( Pina) se han sumado al carro de las nuevas tecnologías y ha rodado todo el metraje con cámaras de 3D. La evidencia nos dice que los maestros saben sacarle más rendimiento a esta herramienta, en este caso desde la secuencia inicial con los viñedos hasta el momento en que se introducen en el interior del yacimiento arqueológico y el espectador obtiene la sensación de formar parte de la expedición que va recorriendo cada recoveco. De esta manera va más allá de lo divulgativo para hacer arte una vez más, logrando captar el asombro y la belleza de uno de los lugares más sobrecogedores del planeta, porque fascinante es, y además le sirve de base para meditar sobre sus habitantes originales y el nacimiento del arte.

De esta manera trasciende el carácter testimonial y le dota de cierta espiritualidad que juega en contra de la comercialidad del producto resultante con lo que Herzog pierde al público infantil a partir del minuto veinte de proyección, porque es un largometraje duro de seguir y no apto para todos los públicos. Encima la banda sonora posee acordes muy barrocos con coros y violines exaltados con lo que a un niño se le hará sumamente indigesto el cocktail. Para los adultos este filme se convierte en una impagable visita a las cuevas de Sauvet, en un documento de gran valor donde mezcla ciencia y sentimientos, racionalidad y espiritualidad, para que cada uno a la salida obtenga su propia respuesta.

Frases destacadas:
Narrador: “La cueva es como un momento congelado en el tiempo”.
Narrador: “Quizás había una escenificación alrededor de las pinturas”.
Conservadora: “Podéis seguir el rastro de este hombre por toda la cueva porque tiene el dedo meñique torcido”.
Arqueólogo: “El hombre es una parte del espíritu”.

Calificación: 6

2 total comments on this postSubmit yours
  1. Herzog nunca falla, esa es la verdad. me ha gustado este documental.

  2. En efecto, el maestro no falla. El problema es que haya algún padre incauto que puedda pensar esto es “En busca de fuego 2″ y la hemos liado ;-)

1 pingback on this post
Deja tu comentario

Tu nombre

Tu nombre

Por favor, escribe un email válido

Se necesita un email

Por favor, escribe tu mensaje

Videodromo © 2014 All Rights Reserved

Bienvenidos a Videodromo.

Designed by WPSHOWER

Powered by WordPress