Desechos

 

Después de diez años sale a la luz “Desechos”, la última película de David Marqués (el director de las también baratas “Aislados” y “Cualquiera”) que, según sus propias palabras busca ser un “experimento entre amigos, una película para divertir y divertirse”.  Desechos tiene por premisa la idea de que las miserias se pasan mejor si al menos nos reímos un poco. Que levantaremos un poco la moral. Si te gustan las comedias televisivas de producción nacional (del tipo de Aquí no hay quién viva o Aída) es posible que veas Desechos como un capítulo alargado y pasable. En caso contrario no te suscitará ni una triste carcajada.

“Desechos” es la historia de Kiko (Eric Francés) y Marcelo (Adrià Collado), dos colegas que comparten piso y mala situación laboral y financiera, así que como remedio realquilan el armario empotrado de la habitación de Marcelo reconvertido en suit con cama y lámpara a Soto (Fernando Tejero) un psicótapa fulero y visionario que les propondrá atracar un banco para solucionar todos sus problemas.

El plan, como ya se anticipa al ver a unos personajes tan estúpidos, será un fracaso. Lo estructuran en un par de charlas con muchas cervezas, tabaco y porros. Usan como documentación películas de atracos y a un cani sucio que resulta que no roba bancos “de los del dinero”, sino de “los de sentarse”, hablan de envolver la moto en papel de aluminio, para que así no la reconozcan. Se habla pero muy poco, de inyectarle anestesia a los secuestrados, y al final no sabemos de dónde vino esa idea ni a dónde se fue. Hablan, en definitiva, de hacer un atraco con dos pistolas de juguete y un arpón. “¿No decías que no querías arma de fuego? Pues toma arma de agua”. Hilarante.

Dentro de las supuestas virtudes de la película se enarbola de ella su bajo presupuesto. El que esté rodada en el piso de un amigo del director, con actores conocidos que trabajan gratis, que esté rodada en digital y en 18 días de rodaje. Esta excusa para justificar la pobreza de la calidad del filme sólo consigue enfadar, ya que hay muchísima calidad dentro del mundo del cine de bajo presupuesto y, desde luego, esta no es una de ellas.

Pero no quiero pensar tampoco que el mal guión y el chiste fácil sea cosa de la falta de talento de los implicados en el proyecto. Mucho se huele de la vertiente de humor rancia propia de algunas series de televisión españolas (el propio director, David, es guionista de La que se avecina). Tal vez lo que ocurre, como han mencionado en algunos artículos (como este o este otro) es que la industria de lo audiovisual, como industria que es, crea una producto, y si funciona ni se plantea cambiarlo. Siete vidas, Los hombres de Paco o tantas otras a pesar de su mala calidad e insultantemente chusco humor han sido series con éxito de acogida en la piel de toro, pero quiero creer que los espectadores no son idiotas. Que estarían preparados para un humor más refinado, para adentrarse en terrenos vírgenes en lo que a comedia se refiere, o al menos a ver ficciones en las que no se haga el chiste del señor que bebe alcohol porque le “desinfecta por dentro” por quincuagésima vez.

Como a todo hay que encontrarle virtudes, Desechos servirá a los aficionados al cine para saber qué evitar a la hora de realizar una película. Huir de los chistes manidos, de los giros previsibles, del todo vale, de la falta de recapacitación o del no saberse retirar a tiempo, antes de estrenar un bodrio. Como el propio David Marqués comentó, Desechos ha sido un experimento. En el que se lo han pasado bien y han intentado hacer algo diferente. Es un punto de partida válido y muy loable, pero en este caso no ha funcionado y han estrenado una película para olvidar. Pero es bueno quedarse con esa idea, que como dicen aquí: la imaginación es un músculo. Es cuestión de seguir ejercitándolo.

Payaso – Statuas d sal

Frases destacadas:
Soto: No es que gane poco, es que no me gusta gastar mucho.
Soto: A mi la televisión me parece una puta mierda.
Kiko: A ver qué hacemos ahora con 200 putos euros.
Marcelo: Parecemos un puto matrimonio.
Curro: Si ponemos una piscina en el piso vamos a follar como kosakos.
Soto: ¿No me reconocéis? Miradme bien. ¿Vosotros no véis cine español o qué? ¿Habéis visto Torrente 2?
Curro: Sí, sí, en este agua me he corrido. ¿Qué pasa? Somos colegas, ¿no?

Calificación: 0.2

 

2 total comments on this postSubmit yours
  1. 0.2

    JAJAJAJAJA

  2. Me reí una vez. Sin querer.

Deja tu comentario

Tu nombre

Tu nombre

Por favor, escribe un email válido

Se necesita un email

Por favor, escribe tu mensaje

Videodromo © 2014 All Rights Reserved

Bienvenidos a Videodromo.

Designed by WPSHOWER

Powered by WordPress